Las compras impulsivas son aquellas compras aleatorias, no planificadas e innecesarias que se comen sus ahorros potenciales. Lo hace sin pensar, por lo que parece que no puede recordar qué sucedió con ese billete de 500 en su billetera o cómo su presupuesto se desequilibró tanto. Nos puede pasar a los mejores.

Los especialistas en marketing minorista están capacitados en tácticas furtivas que influyen en nuestra necesidad de comprar. Nuestras personalidades y estados de ánimo también pueden llevarnos a comprar impulsivamente. Sin importar cuál sea el detonante, es importante ser más consciente de los hábitos de gasto. Imagínese lo mejor que sería para sus finanzas si ahorrara cada centavo que gastara sin pensar en cosas que realmente no necesita.

Cómo evitar las compras impulsivas

¿Se encuentra atrapado en gastos impulsivos? Aquí hay algunos consejos prácticos que puede poner en práctica para mantener más dinero en su billetera.

Cambie su mentalidad sobre los gastos

Cambiar su forma de pensar puede hacer que pierda el hábito de comprar cosas que no necesita sin pensar. Tómese un momento para considerar en qué está gastando dinero y por qué.

1. Evite las compras por diversión.

Mucha gente trata las compras como un pasatiempo o algo que hacer para pasar el tiempo los fines de semana. Otros utilizan las compras como cura para el mal humor. Pero recurrir a la terapia de compras para brindarle alegría lo hace más vulnerable a las compras impulsivas. En cambio, busque actividades para llenar ese vacío. De un paseo. Llame a un amigo. Ejercítese o medite. No es necesario gastar dinero para sentirse bien.

2. Pregúntese si vale la pena.

Antes de buscar su tarjeta de débito (o presionar el botón de compra si está comprando en línea), hágase una pequeña pregunta: ¿Vale la pena? Incluso puede adjuntar una nota adhesiva adjunta a su tarjeta de crédito con esa pregunta. Si es una revista de 100 pesos que evitará que te aburras hasta durante un vuelo, entonces tal vez esa respuesta sea sí. Si se trata de un par de zapatos que cuestan el equivalente a la paga de un día completo y ya está estresado por las deudas, entonces no haga la compra.

3. Mantenga las metas en mente

Tener en mente los objetivos a mediano y largo plazo es la mejor forma de apegarse a no gastar. Por ejemplo si desea liquidar una deuda en un año, tal vez piense dos veces antes de comprar una camiseta que no necesita.

4. Salga con poco dinero

Siempre que tenga un plan de salir a comprar algo salga con el dinero en efectivo estimado a gastar, por supuesto puede dejar un excedente pequeño en caso de la variación de costos o algún inconveniente. Lo mejor de esta estrategia es que deberá utilizar el dinero en lo que tenía planeado.

5. Mantenga las tarjetas de crédito fuera de su alcance

Evite salir con ellos o mantenerlas en cartera en todo momento. La tentación puede ser muy alta. Puede dejarlas lejos de su alcance incluso en casa.

6. Datos financieros guardados

En las compras en línea es mucho más cómodo comprar al alcance de un clic, por desgracia esto solo promueve las compras impulsivas. Elimine sus datos financieros de los sitios web en donde suele comprar con regularidad. Así cuando el proceso es tedioso, al menos lo pensará dos veces antes de concretar la compra.

7. Alertas y notificaciones

Algo que personalmente me ayudó mucho a recortar los gastos fue eliminar todas las aplicaciones de compras en línea y dejar de formar parte de las alertas y correos electrónicos de las tiendas.

8. Revise los gastos diarios

La mejor forma de revisar si es víctima de las compras impulsivas es revisando a detalle todas las compras que hace cada día. Si tiene problemas para revisar la objetividad, puede preguntar a su pareja o amigo cercano acerca de qué tan necesarios son los gastos.

9. No haga su presupuesto tan restrictivo

Habrá ocasiones en las que quiera darse un capricho. Un presupuesto que solo cubre lo esencial de la vida no es divertido. Agregue espacio en su presupuesto para gastos discrecionales. De esa manera, puede realizar esas compras al azar sin sentirse culpable.

10. Haga un inventario de lo que tiene

Hacer un inventario de lo que ya tiene, como ropa, libros, zapatos o utensilios de la cocina, puede ayudar a poner las cosas en la perspectiva correcta cuando algo le llame la atención mientras compra. Otra opción es no comprar algo hasta que lo que aún funciona se rompa (en el caso de los utensilios de cocina).

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No posts found.

Make sure this account has posts available on instagram.com.

Consejos de compra útiles con la nueva normalidad

No solo las compras que hacemos en la actualidad se han visto modificadas, también la forma y hábitos de compra deben modificarse con la...

Ahorros que está haciendo al trabajar en casa

Probablemente trabajar en casa no es el escenario ideal, pero la adaptación es una característica que nos ayuda a sobrellevar cualquier...

Gastos que si se se recomienda agregar a los pagos automáticos

Hacer pagos automáticos es una excelente forma de mantener sus facturas en orden para evitar cargos por pagos atrasados, aumentar su...

Consejos para dominar la base de las finanzas

Cuando hablamos de finanzas, personales, familiares, en pareja, cualquier tipo de finanzas, por supuesto que el dinero es el componente...

10 formas de evitar las compras impulsivas

Las compras impulsivas son aquellas compras aleatorias, no planificadas e innecesarias que se comen sus ahorros potenciales. Lo hace sin...

Télefono

0800 9979

Email

info@tutasa.com.uy

FAQ

Preguntas Frecuentes

Facebook

/tutasaUY

TuTasa Uruguay

Préstamos a 1 clic.

Tu crédito inmediato, a una tasa justa.

Copy link